Cómo se hace el check-in de un crucero en el puerto

¿Es la primera vez que haces un crucero y no sabes cómo será el embarque, check-in? Si las dudas te asaltan, no te preocupes. Te decimos cuáles son todos los pasos para hacerlo online y también en el puerto, para que elijas la forma que va más contigo.

Empezamos con el check-in en el puerto, que puede variar un poco según las dimensiones del mismo puerto o la naviera, pero más o menos todas siguen el mismo procedimiento.

Check-in en el puerto

En el puerto te atenderá personal de tierra de la naviera, esto significa que luego no te los vas a encontrar en el barco. Ellos son los encargados de hacer el embarque y desembarque. Lo primero que harán será recogerte la o las maletas y etiquetarlas con vuestro número de camarote, y entregarte el cuestionario de salud que tendrás que entregar en el mostrador.

Ya sin maletas, sólo con la de mano, tendréis que pasar a la terminal, donde se hará un control de seguridad y propiamente el embarque. Hay puertas de embarque rápido para las personas con determinados camarotes o tengan una tarjeta de socio, por ejemplo.

Cuando llegas al mostrador tendrás que entregar la documentación del viaje:

  • El billete del crucero
  • Pasaporte de cada uno y/o libro de familia, si viajáis con menores.
  • Cuestionario de salud
  • Número de la tarjeta de crédito y autorización para cargarte en ella los gastos que tengáis a bordo. Hay navieras que también aceptan un depósito en efectivo de unos 200 euros por pasajero, pero lo más habitual es que solo te pregunten por la tarjeta de crédito y seas tú quien de manera activa pregunte lo del depósito en efectivo.

Casi siempre, en este momento te hacen una foto, que se imprime en tu tarjeta de seguridad. La que te sirve para estar identificado en todo momento, acceder a tu camarote y a otras zonas según el tipo de cabina que hayas seleccionado y pagar los gastos, no necesitas llevar tu tarjeta de crédito. Es en esta tarjeta donde también se van a cargar las propinas en el caso de que no estén prepagadas. Para tener más información sobre todo este tema de las propinas te recomiendo que leas este artículo.

Una vez que tienes tu tarjeta ya puedes acceder al barco. Así de sencillo.

Check-in online

Ya todas las navieras te permiten hacer el check-in on line, esto sin prejuicio de que quieras hacer todos los pasos en el puerto. Lo que se consigue llevando tus propias etiquetas impresas, es una mayor agilidad en las colas, pero realmente tienes que esperarlas más o menos igual.

Lo que sí cambia según la naviera es el tiempo de adelanto con el que puedes hacer el check-in a través de la web, y hasta cuanto tiempo antes de que el barco salga. Por ejemplo MSC Cruceros cierra el check-in electrónico 48 horas antes de la salida del crucero, Holland America Line te deja hacerlo hasta 90 minutos antes de la salida, Pullmantur te pide que termines el check-in 7 días antes de la salida, y Costa Cruceros te da como fecha máxima hasta 24h antes de la salida para hacerlo. Consulta bien hasta cuándo te deja tu naviera.

El proceso on line es sencillo, y en él solo tienes que rellenar los datos personales de cada pasajero, y los que ya tienes en la propia reserva.

Seguridad en el puerto

Como te decíamos en la terminal del puerto también vas a pasar un control de seguridad. Lee bien las instrucciones que la naviera te haya enviado sobre los artículos prohibidos o que no puedes subir a bordo, como por ejemplo si puedes subir packs de agua, refrescos o botellas de vino y cava. Esto lo fija cada naviera.

Pero de manera global hay una serie de objetos que se consideran peligrosos y que no se pueden llevar ni en el equipaje de mano, ni en el facturados. Por ejemplo: explosivos, municiones, artículos de pirotecnia o bengalas; gases, líquidos o sólidos inflamables; venenos; sustancias de combustión espontánea; sustancias oxidantes; materiales radioactivos.

Artículo relacionado:
Artículos prohibidos, que no se pueden subir, en un crucero

Se aplican también ciertas restricciones a medicinas, artículos de aseo, nieve carbónica, botellas de oxígeno o de anhídrido carbónico para uso médico, o munición para armas de caza.

Y bueno, ahora solo queda subirse a bordo y disfrutar del viaje.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*