Consejos de sentido común cuando se viaja en un barco

almuerzo

A continuación voy a daros algunos consejos de “sentido común” diría yo, para que tu crucero sea 100 por 100 satisfactorio y no tengas que lamentar ningún percance o mala experiencia. El primero es no correr, y es que a veces, el primer día la gente va de un lado para otro fascinada por el barco y el ambiente y… he visto más de un tropezón.

Luego, no te vuelvas loco con el gimnasio, no hagas ejercicios que no forman parte de tu rutina. Y lo mismo sucede con los fabulosos toboganes y actividades que los modernos barcos ofrecen.

Por definición ninguna excursión entraña un riesgo, y tanto las que organizan las compañías como as que se contratan de manera externa, obligatoriamente tiene que tener un seguro. Te decimos esto porque si tuvieras un accidente durante una excursión averigua quién o qué empresa es la responsable.

Cuida tu alimentación. Es muy difícil controlarse cuando tienes tanta variedad de comida y tan rica al alcance todo el tiempo, pero con un poco de disciplina se consigue. Es mejor comer más a menudo que darse el atracón. Las personas que son alérgicos a algunos alimentos, especialmente frutos secos o mariscos, deben comentárselo a los camareros.

Los barcos son lugares magníficos para conocer a muchas personas, pero esto no implica que no guardemos algunas consideraciones basicas, como advertir a nuestros hijos que no se vayan con extraños, o no dejar entrar en el camarote a desconocidos.

Y creo que con estos consejillos, que como decía al principio son de sentido común, tengáis una travesía excelente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *