Eclipse, el súperyate de lujo de Roman Abramovich

yate-eclipse

Si eres millonario una de las cosas que debes tener, sí o sí, es un yate de lujo, o unos cuantos. El verano pasado en Palma de Mallorca se pudo ver el Eclipse, del multimillonario Roman Abramovich, dueño del Chelsea FC, y si solo pudiste verlo de lejos y no pasearte por su proa, voy a contarte algunos detalles y curiosidades de este súperyate, el más largo del mundo, pero no el más grande.

Como te decía el Eclipse es el yate más largo del mundo, mide casi como dos campos de fútbol, 170 metros, aunque también he encontrado fuentes que hablan de 164 metros, pero, la verdad, no he podido medirlo.

Como podrás imaginarte tiene un láser antipaparazzi que bloquea cualquier cámara digital que trate de capturar alguna imagen de a bordo…por eso no hay ninguna mía…

Aparte de este láser antipaparazzi, tiene un sistema antimisiles fabricado en Alemania, y un pequeño submarino, capaz de sumergirse a una profundidad de 50 metros,  por si hay que salir sin que nadie lo sepa…eso sí, solo tiene capacidad para tres personas.

Además, en sus nueve pisos encuentras dos helipuertos, 24 suites de invitados, con pantalla de cine incluida en cada una de ellas, dos piscinas, spa, gimnasio, varios  y  tres lanchas. La tripulación de abordo la componen 70 personas, y se puede invitar hasta 62 personas, el dormitorio principal, del magnate Abramovich, mide 500 metros cuadrados  y tiene los cristales blindados…entre otras cosillas.

Este yate de lujo fue construido por  Blohm + Voss en Hamburgo, Alemania, y se entregó en diciembre de 2010. El precio que dicen que pagó Abramóvich en su momento fue de 340 millones de euros, pero con las innovaciones que le ha puesto se calcula que en estos momentos podría haber doblado su valor y, su precio puede rondar los 810 millones. La construcción de este súperyate no estuvo libre de polémicas, ya que se entregó casi  con un año de retraso, por los continuos caprichos del millonario, en especial los relacionados con la decoración interior.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *