Enfermedades que impiden volar, pero no navegar

enfermedad Me he encontrado hoy con una noticia curiosa que quiero compartir y es que el físico Stephen Hawking está viajando en un crucero de lujo junto a nueve enfermeras que le atienden en exclusiva, debido a su situación delicada de salud. El físico acudirá a la isla de Tenerife a la segunda edición del Festival Starmus en el que premios Nobel, investigadores, pensadores de la ciencia, la cultura, las artes y la música compartirán sus conocimientos entre el 22 y 27 de septiembre.

El motivo por el que Stephen Hawking viaja en un crucero de lujo es porque no puede volar por prescripción médica. Esto me ha llevado a pensar que hay una serie de enfermedades, la mayoría de ellas relacionadas con el pulmón, y relacionadas con problemas recientes de circulación cerebral, cuyos pacientes tienen prohibido volar, y sin embargo sí pueden viajar en barco y recorrer y conocer así distintos lugares del planeta.

Además para estas personas es más relajado y sencillo hacer la vida cotidiana en alta mar, disfrutar del aire sano del mar, y mantenerse en forma o realizando sus ejercicios gracias a la colaboración de la tripulación. Puedes leer más información de los servicios que hay para personas enfermas y con capacidad reducida pinchando aquí. 

En el lado opuesto de esto hay que decir también que existe una enfermedad rara que es el síndrome del desembarco, una condición muy rara que produce mareos y balanceo constante. Lo cierto es que existen escasos estudios sobre este padecimiento, que suele ocurrir tras viajar en barco, pero también sucede tras de viajar en avión. Este síndrome se relaciona con la dificultad del cerebro para adaptarse al cambio de entorno, pero como he comentado hay muy pocos casos en el mundo, y curiosamente suelen padecerlo mujeres en una proporción de 9 a 1.


Categorías

General

Ana López

Me dedico a la comunicación porque no podría hacer otra cosa. A lo largo del tiempo he ido acumulando experiencia en distintos lugares del... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *