Las normativas sanitarias que rigen los viajes en barco

salud

Quiero despejar algunas dudas, sobre las normas sanitarias que las empresas de cruceros deben cumplir, ya que mucha gente no se atreve a hacer un crucero largo, por si le pasa algo. Lo primero que tengo que decirte es que a bordo siempre hay médicos, y no me refiero a los pasajeros o pasajeras, sino a personal especializado y un equipamiento también acorde a las emergencias. Y es que a bordo de un gran barco, además de los cruceristas a bordo, viajan muchos empelados que pasan largas temporadas en él.

Ten en cuenta que la salud en los cruceros tienes unas normativas muy férreas, para empezar hay unas imposiciones sanitarias mínimas para operar, las normas son de alcance global para el saneamiento en alta mar y cuando los barcos están en puerto.

Hay todo un protocolo establecido en cuanto a la supervisión de enfermedades y la respuesta cuando se producen infecciones, el aprovisionamiento seguro de alimentos y agua, el manejo de roedores y vectores de patologías y el desechado de los residuos. Este protocolo sigue el Reglamento Sanitario Internacional, revisado en el 2005, un acuerdo internacional jurídicamente vinculante suscrito por 196 países.

Como te decía los barcos de crucero tienen un centro médico a bordo con enfermería, que están 100% equipados para casos de emergencia, y curas. Pero recuerda que estos centros no tienen por objeto tratar un estado patológico preexistente, aunque algunos de ellos sí tienen centros de diálisis. Lo que te recomiendo si tienes una dolencia previa es que compruebes, y especifiques bien tus preguntas, sobre tus necesidades médicas.

El Centro Nacional de Epidemiología español ha elaborado un protocolo de declaración obligatoria de enfermedades por considerarse altamente contagiosas, que debe ser cumplido por cualquier barco que atraque o salga de un puerto nacional, independientemente de su nacionalidad.

Si quieres tener información complementaria sobre la sanidad y la seguridad a bordo te recomiendo que leas este artículo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *