Noruega está de moda, Rumbo Sur

Trondheim_Noruega

Ya dijimos ayer en este artículo que Noruega está de moda, y ahora te presentamos una alternativa, por menos de 800 euros, para hacer un crucero de 12 días de ida y vuelta de Kirkenes a Bergen, la segunda ciudad más poblada del país, con la naviera Hurtigruten.

El viaje Rumbo Sur te ofrece la posibilidad de sumergirte en la belleza de las islas Vesterålen y Lofoten, entre los paralelos 67 y 68 de latitud Norte, por encima del Círculo Polar Ártico, cuyas cumbres, fiordos y pueblos pesqueros configuran lo que para muchos es el paisaje más extraordinario de Noruega.

El horario de navegación también te permite conocer las ciudades de Hammerfest, Svolvaer, Molde, también conocida como la Ciudad de las Rosas, Sandnessjøen y Trondheim, antiguamente llamada Nidaros, y donde se puede visitar el Museo de Arte con la tercera mayor colección pública de arte, principalmente obras de arte noruegas de los últimos 150 años.

También la compañía da la oportunidad de hacer una excursión de madrugada por la tundra y terminar desayunando en el Cabo Norte para recorrer a continuación los fiordos y los verdes valles hasta llegar a Hammerfest, una de las ciudades más antiguas del norte, fundada en 1789,  y catalogada como la ciudad más septentrional de Europa, aunque este galardón también es disputado por Honningsvåg (Noruega), Barrow (en Alaska) y Longyearbyen (Noruega).

Hurtigruten propone paseos a caballo y en lancha para conocer islas, arrecifes, playas de arena blanca y águilas marinas, además de excursiones al archipiélago de las Islas Vega, Patrimonio de la Humanidad o a la piscifactoría de salmón en Brønnøysund, donde se podrá aprender un poco más sobre esta actividad.

Tanto la salida como la vuelta se hace desde la ciudad de Bergen, capital oficiosa de la región Noruega Occidental, en la provincia de Hordaland y, sin duda, una de las ciudades más bellas de Noruega. En la parte antigua está la bahía de Vågen, donde se encuentra el Bryggen, una serie de casas de madera de principios del siglo XVIII producto de la reconstrucción de la ciudad tras el incendio en 1702.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *