Precauciones que no están de más en un crucero

Carnival Fantasy
Dice el refranero que persona pecavida vale por dos, pues bien, en un crucero también, y siempre es bueno tomar precauciones. Y es que aunque navegar en un crucero tiene un mínimo de riesgos, hay cuestiones que no podemos pasar por alto, por ejemplo el salvavidas.

Cuando llegues a tu camarote comprueba que tu salvavidas, y el de todos los de la cabina están dentro de un closet o debajo de la cama. Si viajas con niños revisa que ellos también los tengan, y de su tamaño adecuado. Sé precavido y revisa que están completos, con el silbato y el botón que actúa como luz cuando entra en contacto con el agua.

En el barco debes llevar contigo, siempre tu llave o tarjeta sea pass, en la que esta está establecido el lugar de reunión en caso de emergencias. También te recomiendo que leas detenidamente la información útil para casos de emergencia, que suele estar colgada en diferentes idiomas en la puerta del camarote.

Toma precauciones y evita estar solo en cubierta, estas pueden ser peligrosas, ni los adultos ni los niños deben correr por las cubiertas exteriores. Trata de estar con alguien más, más aún si tienes vértigo o te encuentras mareado, ni se te ocurra acercarte a los bordes del barco, evita los riesgos y ve a un lugar donde te sientas más seguro.

El movimiento del barco puede hacer que se cierren las puertas de forma repentina, o que pierdas el equilibrio. Por elo ten precaución y no te subas o cuelgues en las barandas, ni te deslices por el pasamano de las escaleras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *