Cruceros para la primavera, desde el glamour de Francia a la belleza eslava

Ahora que la primavera está recién estrenada, aunque no lo parece, y comienza el deshielo en muchas partes, me atrevo a recomendarte un par de cruceros, que me parecen ideales para esta estación del año. El primero de ellos de 8 días de duración, con salida desde el puerto de Kiel en Alemania, visitando Copenhague, Estocolmo, Tallín, San Petersburgo y vuelta al puerto alemán. ¿No te parece espectacular? Pues si supieras que el barco es el MSC Preziosa, que se estrenó en 2013, y el precio en camarote exterior no llega a los 1.000 euros por persona, aún te parecería más espectacular.

Y cambiando de aires, y sugiriéndote otro crucero para la primavera, ¿qué tal un crucero fluvial por el Ródano y Saona? También son 8 días, en un buque de lujo, el MS Bijou du Rhone, por un precio muy similar, alrededor de los 1.000 euros por persona. Sigue leyendo y tendrás todos los detalles.

Este crucero fluvial por el Ródano y Saona, sale desde la ciudad francesa de Lyon, para a la mañana siguiente llegar a Chalon-Sur-Saône y hacer noche en Mâcon, donde al día siguiente se propone una excursión. Los siguientes puertos de destino son Trévoux, Viviers, Arlés, Avignon y regreso a Lyon. Los días en los que se ha programado la salida, con guías en español, para esta primavera son el 28 de marzo, 16 de mayo y 20 de junio.

Vuelvo al primer crucero del que te hablaba, de la compañía MSC. Si quieres buscarlo para tener todos los detalles se llama Tres capitales y un sueño. Las salidas para esta primavera están programadas para el 28 de abril, 5 y 19 de mayo, 2, 16 y 30 de junio, y como te contaba se trata de un crucero de 8 días de travesía. El barco, el MSC Preziosa, incluye una plaza italiana de piedra y detalles tan maravillosos como unas escaleras con cristales de Swarovski y la piscina infinity, por no hablar de sus restaurantes entre los que destaca el Eataly y su concepto de slow food.
Ahí te dejo con la miel en los labios…



Me dedico a la comunicación porque no podría hacer otra cosa. A lo largo del tiempo he ido acumulando experiencia en distintos lugares del mundo, sectores y medios, y siempre me movió lo mismo, la curiosidad por aprender y explorar la capacidad de crear canales de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*