Puerto de la Cruz, puerta de entrada al paraíso

Tenerife-Garachico

Pensando en cruceros exóticos, de climas caribeños y mares aturquesados, me di cuenta que en nuestras propias aguas tenemos un destino que cumple con este requisito y al que muy pocas veces le prestamos atención. Sí me estoy refiriendo a un crucero a la isla de Tenerife, un puerto el de Santa Cruz que sigue batiendo récord de pasajeros, y no es para menos, ya que es un auténtico paraíso.

Ahora que justo ha empezado la temporada alta, en el puerto de Santa Cruz ya han hecho escala dos gigantes: el Norwegian Epic y el Ventura, que llevaban cada uno 3.200 pasajeros, que han podido disfrutar del tiempo libre en la isla realizando distintas actividades. Una de las propuestas más interesantes son las excursiones a Garachico y Loro Parque, con una duración de entre 5 y 7 horas cada una.

Si estás haciendo un crucero con escala en el Puerto de Santa Cruz tienes que ver el Garachico, uno de los núcleos históricos más importantes de Canarias.  Si quieres saber que ver en Garachico,te doy los datos. Encontrarás 16 edificios declarados monumentos nacional, 18 iglesias, y edificios religiosos, un fuerte militar, 3 museos, 5 espacios naturales, y dos miradores. Sin duda, otra visita puede ser a Icod de los Vinos para contemplar su drago milenario, uno de los seres vivos más antiguos que del planeta, al que se le calcula mil años.

Pero si estás haciendo un crucero en familia, casi seguro que tus hijos prefieren visitar el Loro Parque, esta es una propuesta típica de Costa Cruceros, por ejemplo. El Parque de los Loros, está en el mismo Puerto de la Cruz, y cada año recibe casi un millón de visitantes, que para nada se sienten decepcionados. A pesar del nombre no creas que sólo vas a encontrar loros, sino que en sus áreas protegidas hay muchas especies de hábitat subtropical, incluso tigres, gorilas, chimpancés, caimanes, cocodrilos… Las entradas al Loro Parque las puedes adquirir en la página o tu crucero puede reservártelas, desde las 8:30 de la mañana puedes comenzar a disfrutar de un día completo de emociones, en el que mayores y pequeños se divertirán por igual .

Así que no creas que tienes que viajar tan lejos para encontrar paraísos, y es que en nuestro propio océano ya tenemos uno de esos lugares que el resto envidiaría tener.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *