Todo lo que puedes hacer para divertirte a bordo de un crucero

tenis

La pregunta no es todo lo que puedes hacer un crucero, si no si hay algo que no se pueda hacer en un crucero. Como en ocasiones te hemos comentado un barco es una ciudad flotante, pero no creas que se trata de una ciudad cualquiera, es una para pasar tus vacaciones y disfrutar de tu tiempo libre. Todo está pensado para la diversión.

Todo el mundo encontrará, sea cuáles sean sus gustos, algo que hacer a bordo desde los más deportistas, los niños y niñas, los gourmet más exigentes…y los que simplemente desean tumbarse en una cómoda hamaca y dejarse llevar por la brisa marina.

Probar comida de todo el mundo

En los barcos son muchas las opciones para comer cosas diferentes, que se salen de lo habitual. Por un lado está el comedor con buffet y lo que se suele conocer con como cocina internacional, pero luego están los restaurantes de especialidades, que no siempre se incluyen en el precio del pasaje, pero que otras muchas veces sí.

Para reservar en los restaurantes es recomendable que lo hagas incluso antes de partir el crucero, en especial si tienes interés en uno en concreto.

Artículo relacionado:
Comer en el bufé o en los restaurantes de especialidades ¿qué hago?

Hacer excursiones

Puedes aprovechar la llegada a puerto para hacer excursiones en tierra. Estas las puedes contratar directamente con la naviera, con una empresa local o hacerla por tu cuenta. En este artículo encontrarás las ventajas y desventajas de hacerlo de una manera u otra, elige la que mejor te vaya.

Pero, aparte de estas excursiones en tierra, pocas personas saben que en los cruceros también te puedes apuntar a hacer un tour por el propio barco, en el que te enseñan la sala de máquinas, el puente de mando, las cocinas… a los niños les puede gustar esta idea de diversión diferente.

Ponerse en forma

Aunque en los cruceros hay una leyenda urbana que dice que siempre se engorda esto no tiene porqué ser cierto. Viajar en un crucero puede ser la ocasión ideal para hacer ejercicio al aire libre, pasear o correr por las zonas habilitadas para ello, practicar deportes en el gimnasio o en las canchas de baloncesto y tenis, por ejemplo, incluso practicar deportes de aventuras ya que hay barcos con rocódromos y simulaciones de surf.

Todo ello con monitores, y personal preparado para exigirte en la medida de tus posibilidades. Se trata de mantenerse en forma, no de agotarse en las vacaciones.

Quienes creen que ponerse en forma significa estar relajado, y recibir cualquier tipo de tratamiento y masajes, también tienen su sitio en el spa. Para acudir al spa no suele ser necesario reservar, pero sí para los masajes y tratamiento.

Acudir a espectáculos

Uno de los grandes alicientes que tienen los cruceros son sus espectáculos. Cada vez más cruceristas eligen la naviera con la que viajar en función de este item.

Hay cruceros temáticos, en el que todos los espectáculos del crucero, clases y talleres se enfocan a un género musical, me estoy acordando ahora de un crucero para amantes de la ópera. Pero lo normal es que el espectáculo se apto para todos los públicos, variado, y de gran calidad, eso sí puedo asegurarte.

Además del teatro o el cine en el que se desarrolla el espectáculo central, también están las discotecas, bares de karaoke, terrazas con música latina, donde puedes divertirte. Y mucho.

Aprender algo nuevo

En los barcos puedes aprender de casi todo, desde cómo cocinar un excelente suflé, catar vinos, preparar un disfraz de superhéroe o un centro de flores artesanal. Además podrás demostrar tus propias habilidades, ya que están muy de moda los concursos, tipo La Voz, o Talent, en los cruceros.

Si todo esto no te ha parecido suficiente te recomendamos que preguntes a los monitores y monitoras encargadas del entretenimiento, o echar un vistazo a la agenda que aparece en el canal de televisión del barco.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*