Se vende súperyate de lujo por 300 millones de euros

superyate-a

¿Tienes unos 300 millones de euros y no sabes en qué gastarlos? Bueno, pues si estás leyendo este blog es porque te gusta el mundo de los crucero, así que puede que te interese comprar el A, un súperyate de lujo que está a la venta por (la módica cantidad) de 300 millones de euros.

Te doy algún detalle más sobre las características de este súperyate, diseñado por Philippe Starck, y que de momento pertenece al multimillonario ruso Andrey Melnichenko.


El diseño de A, recuerda a un submarino, tiene casi 2.200 metros cuadrados repletos del lujo y las excentricidades típicas de los millonarios, como muebles con piel de cocodrilo, grandes espejos y superficies brillantes. Su camarote principal mide 230 metros cuadrados, y aparte de este puedes invitar a otros seis amigos y amigas, que tienen mamparas desmontables para que sean cuatro grandes camarotes.

Como te decía el interior y el exterior fue diseñado, en el año 2008, por Philippe Starck  y en su cubierta de proa tiene el helipuerto (el helicóptero no está incluido en el precio) y una piscina, luego en popa hay dos piscinas más, una con fondo de cristal que es el techo de la discoteca de la cubierta inferior.

Si lo que te preocupa es la seguridad, deja de hacerlo, hay cristales antibalas de 44 milímetros de espesor, y más de 40 cámaras del circuito cerrado de televisión, sensores de movimiento, acceso a los camarotes a través de la huella dactilar, e incluso hay quien dice que hay una cápsula de escape para el propietario.

Más allá de los 300 millones de euros que tienes que desembolsar para ponerlo a tu nombre, ten en cuenta que los costes de mantenimiento más o menos es de casi 20 millones y para llenar el depósito de combustible hay que soltar unos 407.000 euros.

El motivo por el que Andrey Melnichenko vende su barco es porque su esposa y él han encargado un nuevo barco, esta vez de vela.

Así que ya sabes, si quieres visitar este barco y ver si te convence, tendrás que pasarte por el puerto de Londres donde está amarrado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *