The World, el barco de los millonarios más exclusivos, está en Hong Kong

Alguna vez que otra ya he escrito sobre este barco de los millonarios, The World, el que se puede considerar “yate residencial” más exclusivo del mundo. Y es que sus suites no se alquilan sino que son propiedad de quienes viajan en él.

Por cierto este año, estos millonarios están ahora en Hong Kong, y ya han viajado al Mar de Ross en la Antártica, La Melanesia, cerca de Nueva Guinea en Oceanía. Para finales de 2017 habrán visitado Vanuatu, las Islas Salomón, Hawai, Shanghai, Hong Kong, Canadá, Alaska, México y América Central, rodeando Miami.

Como te podrás imaginar no es fácil llegar a tener una residencia en The World, ni siquiera puedes entrar si no te invitan. Cada uno de sus 165 apartamentos a bordo, repartidos en 12 plantas, cuestan entre 3 y 15 millones de dólares, los de 3 habitaciones.

Pero el dinero no lo es todo, y es que aparte del capital, quien lo compre tiene que tener un patrimonio neto de, por lo menos 10 millones de dólares, para ser aceptados hay algunos requisitos como la discreción, que se toman muy en cuenta. En este momento 142 familias sin identificar tienen residencia en el barco. Casi la mitad de los que viven en este barco son norteamericanos, hay 45 familias europeas y otros 20 de Sudáfrica.

Por regla general se pasan seis meses en el barco, y cuando más gente hay es en Navidad, que muchos propietarios invitan a sus familias y amigos a bordo.

Siguiendo con la ruta y el itinerario, tres veces al año en The World se hacen expediciones. Se trata de viajes a destinos fuera de todo circuito, a los que se unen destacados ecologistas y académicos quienes a través de charlas, desayunos y excursiones sobre el terreno, estimulan las discusiones educativas sobre el destino.

Una curiosidad sobre este barco es que cuando se inauguró hace 15 años estuvo a punto de fracasar la idea, y es que en un principio las habitaciones de la sexta planta se iban a destinar para hotel, algo que no pareció gustar a tan exclusiva clientela.

Si quieres leer otro artículo sobre este barco puedes pinchar aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *