¿Cómo elegir el camarote perfecto si tengo problemas de movilidad?

Si vas a viajar en un barco muy grande, más de 3.000 personas a bordo, quiero darte algunos consejos a la hora de elegir tu camarote, aunque teniendo en cuanta la gran cantidad de servicios, y actividades por hacer en un crucero, lo más seguro es que solo vayas al camarote a dormir.

Estos consejos son sobre todo si eres una persona mayor o tienes algún problema de movilidad, y es que no es baladí el número de metros que vas a tener que andar desde tu camarote hasta los restaurantes, tiendas, o lugares multiusos. Lo mejor es una localización central, ya que, por un lado los comedores suelen situarse en popa, y el teatro en proa, así que es mejor estar a medio camino.

Además cuanto más lejos estés de las cubiertas centrales, que es donde suelen estar los espacios comunes, más tendrás que subir o bajar escaleras, en esos momentos que los ascensores están saturados…y te aseguro que vas a vivir más de un momento de cola frente al ascensor.

Teniendo presente que estos consejos son más que nada para la gente mayor, los que no les gusta mucho andar, o tienen problemas de movilidad, yo reservaría una cabina con balcón, para mí es la mejor opción. Puedo pasar el tiempo que quiera en él, tranquilo.

Sigo contándote cosas, si vas a viajar en grupo, ya sea de amigos o familias, te recomiendo dos dobles o incluso una suite mejor que un solo camarote de cuatro camas, ya que en realidad se trata de un camarote doble con literas o con un sofá que se convierte en cama, pero no hay más armarios o más espacio para guardar las maletas y ¡ojo! porque recuerda que sólo hay un baño, y la ducha puede ser un momento de tensión familiar.

Los camarotes para uno, los individuales, las navieras suelen situarlos en las esquinas con dimensiones menores que los dobles, y rara vez tienen balcón.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *