Se construyen dos réplicas del Titanic en China

transatlántico

No hay un barco más mítico en la historia de la navegación (y los naufragios, dicho sea de paso) que el Titanic. Pues bien dos compañías, una china y otra australiana, están trabajando en la construcción unos buques que serán una réplica perfecta del popular buque hundido en su viaje inaugural el 14 de abril de 1912.

El proyecto chino está siendo llevado a cabo por China Wuchang Construction Naval Industry Group. El proyecto australiano, pero que también se construye en unos astilleros chinos, pertenecerá a la compañía Blue Star, pero tras la iniciativa está el millonario Clive Palmer.

El Grupo de Inversión Energética Siete Estrellas de Sichuan, de capital privado, anunció que invertirá 164 millones de dólares (120 millones de euros) en construir la nave. Este Titanic chino estará atracado de manera permanente en el río Daying Qi y se podrá visitar a partir de octubre de 2017. Los visitantes tendrán hasta la oportunidad de experimentar el momento del choque contra el iceberg gracias a un simulador de alta tecnología con efectos de luz y sonido. La idea es atraer a miles de turistas a este museo flotante.

Por otro lado en el proyecto australiano de la Blue Star, se construirá un Titanic II en el astillero estatal chino Jinling, y será exactamente igual que su antecesor, pero con mejoras en los sistemas de salvamento y los últimos avances tecnológicos. También le diferenciará el motor, que será diesel en vez de a carbón, aunque mantendrá las cuatro chimeneas. Su presupuesto se acerca a los 2.200 millones de euros.

En el buque trabajarán algo más de 900 personas y su capacidad de transporte será de 2.600 pasajeros que serán divididos según su clase social, al igual que ocurría en el buque original, tendrá 840 habitaciones y nueve cubiertas. Su viaje inaugural será en 2016 desde Southampton en Inglaterra hasta Nueva York, y todos esperamos que no corra la misma suerte que el Titanic.

Si quieres tener más información sobre el hundimiento del Titanic puedes consultar este artículo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *